En fechas recientes pareciera que todos quieren ganar dinero con Uber. El vecino, la cuñada, el primo y el amigo. Todos hablan de lo fácil y rentable que parece invertir en Uber. Piensan que sólo es cosa de comprar un coche y por sí solo generará riquezas. No me mal interpreten, no estoy diciendo que no se puede ganar dinero con Uber, pero no es tan sencillo como a veces lo presentan.

Si aún no estás inscrito en UBER y/o deseas conocer más de este servicio (como usuario) te recomiendo visitar su sitio haciendo click AQUÍ (y recibe crédito GRATIS de bienvenida).

Si aún no has leído la parte 1 de Cómo ganar dinero con Uber haz click AQUÍ.

Cómo ganar dinero con Uber parte 2

Para los que ya son usuarios y leyeron el primer artículo deben tener una idea general de cómo funciona la plataforma. El día de hoy les platicaré un poco más sobre el esquema para ganar dinero como “Socio” de Uber. Esto es, registrando un auto en la plataforma pero sin manejarlo personalmente. La idea es conseguir a alguien que maneje el coche, a cambio de algún sueldo/porcentaje para poder facturar viajes.

Paso 1: Conoce los tipos de servicios y requisitos en tu ciudad.

En cada país y ciudad hay distintos tipos de servicios. Algunos ejemplos: servicios de lujo (Uber Black), económicos (Uber X), camionetas (UBER SUV) y otros. Cada servicio exige ciertas características para el vehículo (año, modelo, accesorios, etc.). En la Ciudad de México, el gobierno de la ciudad autorizó el uso de UBER con algunas condiciones en las características de los vehículos. Entre ellas, exigen que el valor de factura sea superior a los $200,000 pesos mexicanos, tenga frenos ABS, bolsas de aire delanteras y cuenten con placas y licencia de la ciudad (además de los requisitos de UBER). Es por eso que es muy importante conocer las condiciones específicas de tu localidad (Monterrey, Toluca, Cuernavaca, Guadalajara, Tijuana, Puebla, Bogotá, Cali, Barranquilla, Cartagena, Medellín, Lima, Montevideo, Panamá, Santo Domingo, Santiago, etc.).

Paso 2: Define el capital disponible para invertir.

Una vez teniendo una idea de los tipos de servicios y características de los vehículos, evalúa cuál es el que más se adapta a tus posibilidades. ¿Puedes comprar el coche de contado? ¿Eres sujeto a crédito? ¿Tienes capital para el enganche y gastos iniciales de operación? Al principio yo recomiendo entrar en el modelo más económico para aprender sin arriesgar mucho. Si vas a pedir financiamiento, asegúrate que puedas pagarlo sin la necesidad de trabajar el coche en UBER.

Paso 3: Selecciona y adquiere tu vehículo.

Revisa cuáles son los vehículos más utilizados. Puedes hacerlo cada vez que como usuario pides un UBER, preguntándole a tus amigos que hagan uso de este servicio o incluso a socios que ya tienen experiencia en la plataforma. Verifica que el vehículo efectivamente sea aceptado en la plataforma (OJO: Las reglas cambian frecuentemente) y no haya lista de espera. El tipo de pago (contado, crédito, leasing, etc.) dependerá de tus posibilidades; pero no recomiendo hacer uso de financiamientos costosos (altos intereses) ni a más de 3 años. Revisa con tu agente/vendedor si es posible hacer uso del coche en UBER mientras se están realizando los pagos. Algunos esquemas de financiamiento no lo permiten o tienen un costo adicional en primas, seguros, etc.

Paso 4: Registra tu vehículo.

Es relativamente sencillo registrar el vehículo en Uber. Los requisitos son distintos en cada país o ciudad, pero normalmente todo se hace en línea. Los más comunes son: Fotos del coche, Licencia de conducir vigente (aunque no vayas a manejar), identificación oficial, carnet o tarjeta de circulación del coche, seguro de cobertura amplia, cualquier otro documento que requiera el coche para circular, etc.

No olvides que las reglas cambian frecuentemente; por lo que es importante estar al pendiente de los lineamientos que se publiquen directamente en la página oficial de UBER.

Paso 5: Consigue un conductor.

En lo personal, conseguir un buen chofer me parece que es el paso más complicado de todos y del cuál dependerá tu éxito. Para conseguir un conductor existen diversas opciones:

  • Las tradicionales – anuncios en periódicos, clasificados, bolsas de trabajo
  • Las modernas – anuncios en internet, bolsas de trabajo en línea, directamente en la página de Uber
  • Agencias especializadas – Servicios de reclutamiento, capacitación y recursos humanos.

Yo suelo hacer uso de anuncios en Internet o directamente en la página provista por Uber. Normalmente me tardo entre una y dos semanas para conseguir un chofer. Las agencias de reclutamiento suelen “garantizar” al conductor por determinado tiempo (2 a 4 semanas) y pueden ser una opción rápida y sencilla. Su costo normalmente es de una a dos semanas de “utilidad”. He oído opiniones encontradas y personalmente prefiero seleccionar al conductor por mis propios medios.

Es importante considerar que los choferes deberán de pasar un proceso de certificación aplicado por Uber antes de poder conducir. El proceso consiste en exámenes psicométricos, de conocimientos de la ciudad, uso de la aplicación, trato a los clientes e incluso antidoping (verificar en tu país/ciudad). Recomiendo reclutar a choferes ya certificados, pues de lo contrario corres el riego de que se tarden mucho en certificarse o simplemente no aprueben.

Si ya estás listo para iniciar a ganar dinero con Uber inscríbete AQUÍ.

En próximos posts estaré entrando a más detalle en todos los puntos mencionados anteriormente, pues es demasiada información para tratar en un artículo. Si tienes alguna duda o sugerencia, favor de compartirlo en la sección de comentarios a continuación:

Participa con tus Comentarios: