Procrastinar

Al leer o escuchar temas sobre productividad y eficiencia, frecuentemente los autores hacen mención de la palabra “procrastinar“. Es más común que aparezca en textos en inglés (procrastinate), ya que en español solemos decir postergar o posponer. ¿Pero por qué es tan recurrente e importante esta palabra?

La Real Academia Española define procrastinar como diferir o aplazar. De acuerdo a Wikipedia, procrastinar es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes y agradables. En lo personal me gusta mucho el artículo en Wikipedia, pues no sólo explican el “qué”, sino también el “por qué”.
Cuando me encuentro con una tarea que es importante pero no me gusta (ir al dentista), es común que trate de postergarla el mayor tiempo posible. Siempre encuentro alguna otra actividad más divertida o interesante que prefiero atender (ir al cine). Eventualmente la tarea se convertirá en urgente y tendré que hacerla de todos modos (dolor insoportable).
Un par de ejemplos de actividades que solemos procrastinar:
  • Estudiar para el examen, hacer la tarea
  • Entregar la declaración anual de impuestos
  • Llevar a verificar el coche
  • Terminar un proyecto
  • Iniciar o seguir la dieta
  • Hacer ejercicio
Creo que entiendes el punto. Normalmente son actividades que no necesariamente nos producen una sensación de bienestar inmediata. Las evitamos a favor de otra actividad más placentera:
  • Dormir una hora más VS levantarse para hacer ejercicio
  • Pasar al siguiente nivel del videojuego VS  hacer la tarea
  • Comer un pan dulce VS cuidar nuestra alimentación
  • Platicar con un compañero de trabajo VS iniciar la presentación del pronóstico de ventas
Hay algunas actividades de las que podemos prescindir sin consecuencias. Sin embargo, el hábito de procrastinar nos puede generar muchos problemas.  Podemos perder la salud, reprobar la materia, engordar e inclusive quedarnos sin trabajo o ingresos. El autocontrol y manejo del tiempo son indispensables para poder lograr resultados positivos en nuestra vida. Muchas de las actividades que procrastinamos eventualmente tendremos que atenderlas tarde o temprano.
Los principales motivos por los que procrastinamos son:
  • Expectativas irracionales
  • Perfeccionismo
  • Miedo al fracaso
  • Ansiedad
  • Impaciencia
  • Sentimiento de saturación
Próximamente hablaré sobre los pasos a seguir para vencer el hábito de procrastinar. También habrá un caso de estudio aplicado a los negocios en Internet.

Pregunta:

¿Cuáles son las actividades que sueles procrastinar? ¿Por qué motivo?

Participa con tus Comentarios: