Pasos evitar procrastinaciónEn el artículo anterior hablé sobre la procrastinación y sus principales causas.

Aprovecho para retomar los principales culpables:

  • Expectativas irracionales
  • Perfeccionismo
  • Miedo al fracaso
  • Ansiedad
  • Impaciencia
  • Sentimiento de saturación
A continuación unos sencillos pasos para vencer la procrastinación.

 Paso 1: Empieza ahora

Este paso es útil para combatir las creencias irracionales, el perfeccionismo y miedo al fracaso. Como dice un sabio refrán «No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy». Al principio cuesta trabajo romper la inercia, por lo que recomiendo iniciar los primeros días con tareas sencillas que no tomen más de 15 minutos (limpiar tu escritorio, tender la cama, lavar los platos, etc.). Una vez que hayas vencido la resistencia en realizar estas actividades, puedes continuar con algo que tome un poco más de tiempo, quizá de 3 a 6 horas (leer un libro, estudiar para un examen, hacer la presentación de ventas, etc.). Finalmente comienza con actividades cuyo objetivo sea a largo plazo y requieran más tiempo en completar (aprender otro idioma, prepararte para correr un maratón, etc.). Con la práctica notarás que puedes cumplir con cualquier meta que te propongas.

Paso 2: Ponte al corriente

Este segundo paso te servirá para combatir la ansiedad, impaciencia y sentimiento de saturación. Es posible que no quieras iniciar una nueva actividad porque ya tienes muchas otras pendientes. Comienza por identificar todas las tareas atrasadas y ordénalas por prioridad. Atiende primero las que sean urgentes e importantes. Continúa con las importantes y descarta el resto. Así podrás disminuir la sensación de ansiedad por la carga de trabajo atrasada. También te liberarás del sentimiento de saturación.

Paso 3: Divide y vencerás

El tercer paso ayuda a luchar contra la ansiedad e impaciencia. Algunas tareas parecen demasiado complejas y tardadas que resultan muy abrumadoras. La clave es dividir el proceso en varias etapas más pequeñas. Define objetivos que sean manejables y razonables de cumplir. Asigna una fecha límite para cada tarea. Si deseas leer un libro de 300 hojas, te puedes proponer a leer 50 hojas cada día y verás que en menos de una semana lo habrás terminado. Si quieres aprender otro idioma, puedes estudiarlo un par de veces por semana. En cuestión de meses estoy seguro que notarás la diferencia.

Paso 4: Aprovecha la euforia

Si en este momento tienes la emoción de hacer algo, aprovecha la sensación de euforia para iniciar de inmediato. Éste es el mejor momento para poner las «manos a la obra» y así evitar el perfeccionismo o miedo al fracaso. ¿Quieres comprar un auto? ¿Correr un maratón de 10k? ¿Estudiar una maestría? No estoy diciendo que salgas a comprar el auto, correr los 10 kilómetros o inscribirte en la maestría de inmediato. Sin embargo, ahorita mismo es el momento para iniciar a realizar cualquier cosa que te acerque a tu objetivo. En el caso del auto, puedes comenzar por investigar modelos, precios y planes de financiamiento. Después puedes definir un plan de ahorros, buscar como aumentar tus ingresos y/o cualquier otra  forma para poder comprar el auto.

Paso 5: Celebra los triunfos, aprende de las fallas

¿Ya leíste la mitad de esa novela? ¡Felicidades! Con un poquito más de esfuerzo pronto terminarás con la otra mitad. Celébralo viendo un rato esa serie de televisión que tanto te gusta. ¿Ya estudiaste para tu examen de la próxima semana? Si aún no lo haces, identifica qué te está deteniendo. A lo mejor hay que jugar un poco menos de Playstation.
Espero que los pasos anteriores te sean de utilidad para que empieces de una vez con ese proyecto que traes en mente. O en su defecto, concluyas con esas tediosas actividades que has venido procrastinado desde hace tiempo. Lo importante es iniciar YA.

Pregunta:

¿Hay alguna otra razón por la que procrastinas tus actividades? ¿Recomiendas otra manera de vencer la procrastinación?

 

Participa con tus Comentarios: