Ingresos PasivosAl igual que yo, seguramente estás buscando la forma de aumentar tus ingresos de una manera u otra. A grandes rasgos, existen dos tipos de ingresos que podemos percibir: Los ingresos activos y los ingresos pasivos. Es muy importante identificar sus diferencias para poder conocer sus ventajas y desventajas.

Ingresos Activos

Los ingresos activos son aquellos que recibimos a cambio del tiempo que dedicamos. Un ejemplo muy común es cualquier empleado, cuyo sueldo está condicionado a determinadas horas de trabajo a la semana. Pero también están incluidos los profesionistas (doctores, abogados, nutriólogos, etc…) quienes cobran por consulta, hora o servicio. En otras palabras, si necesitas trabajar para recibir dinero estás recibiendo un ingreso activo.

Ingresos Pasivos

Los ingresos pasivos son aquellos que recibimos sin depender directamente del tiempo que empleamos. Cuando recibes un ingreso por rentar un inmueble, regalías por ventas de un libro, dividendos por acciones en una compañía, patentes, etc… estás recibiendo un ingreso pasivo. Éste tipo de ingresos no tiene una relación directa con el tiempo trabajado.

¿Qué puedes hacer para aumentar tus ingresos?

  • Trabajar un mayor número de horas -> Ingreso Activo
  • Cobrar más dinero por cada hora trabajada -> Ingreso Activo
  • Crear un negocio en línea -> Ingreso Pasivo
  • Cobrar regalías por ventas (libros, artículos, patentes, etc..) -> Ingreso Pasivo
  • Cobrar rentas -> Ingreso Pasivo
  • Crear negocios o empresas -> Ingreso Pasivo

Las desventajas de los ingresos activos es que no son escalables y requieren siempre de tu participación. El día que no trabajas es día que no recibes dinero. Sólo hay 24 horas en un día y existe un límite máximo que la gente está dispuesta a pagar por tu tiempo. Como puedes ver, los ingresos activos no son la mejor opción para generar riqueza a largo plazo. Para ganar mucho dinero deberás escalar la montaña corporativa, cada día trabajando más y más tiempo; para que poco a poco puedas ser ascendido de puesto. Sin embargo, el riesgo es muy alto. Sólo unos cuantos llegan a la cima, mientras que la gran mayoría se quedan estancados; o peor aún, pierden su puesto.

¿Cómo crear un Ingreso Pasivo?

Efectivamente es necesario emplear tu tiempo para crear un ingreso pasivo. Muy probablemente en un inicio dediques mucho tiempo sin recibir nada a cambio. Lo importante es que después podrás cobrar con creces los beneficios. A continuación un par de ejemplos

  • Rentar un local/casa/departamento: En un inicio tendrás que esforzarte mucho para adquirir el inmueble. Posteriormente sólo tendrás que preocuparte por cobrar las rentas y estar al pendiente de mínimos detalles. Inclusive puedes pagarle a un administrador para que se encargue de todo (principalmente si tienes varios inmuebles que rentar).
  • Escribir un libro/manual/artículo: Al principio requieres invertir mucho tiempo sin ver ingreso alguno. Una vez que tu producto sea publicado podrás recibir ingresos sin mayor trabajo adicional. Ahora con los libros digitales es mucho más fácil (no requieres imprimir un mínimo de libros, almacenaje, distribuidor o publicista).
  • Crear un Negocio o Empresa: Sin importar el tamaño, una micro/pequeña/mediana o grande empresa puede ser una fuente importante de ingresos pasivos. Tampoco importa el giro, siempre que sea rentable y llegue a funcionar sin requerir de tu intervención diaria. Durante la creación y crecimiento deberás estar involucrado, pero la meta final es crear un negocio que se sostenga por sí solo. Buscar que el negocio trabaje para ti y no al revés, ya que de lo contrario sería similar a un empleo tradicional (donde los ingresos son activos por depender directamente de tu tiempo).
  • Cobro de comisiones o regalías: Puedes recibir ingresos pasivos mediante el cobro de comisiones, ya sea por ventas o anuncios de productos de otras personas. Un ejemplo son los sitios en Internet, que pueden generar ingresos a cualquier hora sin importar que te encuentres despierto, de vacaciones o trabajando.

La desventaja principal de los ingresos pasivos es la incertidumbre. No queremos dedicar mucho tiempo, dinero y esfuerzo en algo que no necesariamente veremos frutos en el corto plazo (y posiblemente nunca). Parece que es más fácil trabajar horas extra, conseguir un trabajo adicional o pedir aunque sea un pequeño aumento.

NOTA:

Los ingresos pasivos también son conocidos como ingresos residuales. No hay que malinterpretar la palabra «pasivo» o «residual» como algo «fácil» o «rápido». Por el contrario, para poder generar un ingreso pasivo se requiere de mucho trabajo. Realmente no existen ingresos 100% pasivos. La principal diferencia entre los ingresos pasivos con los activos, es que los primeros no son directamente proporcionales con el tiempo dedicado.

Conclusiones:

El mejor camino a la riqueza se encuentra en sustituir los ingresos activos por pasivos. El reemplazo no necesita ser inmediato, puede ser paulatino de acuerdo a las posibilidades de cada quien. Admito que la incertidumbre es la principal causa por la que yo no he dejado mi trabajo (ingresos activos). Al igual que yo, si ya tienes compromisos económicos (renta/hipoteca, hijos, etc…) puedes ir creando ingresos pasivos en tus ratos libres. Si continúas estudiando, vives con tus papás y no tienes grandes gastos; generar ingresos pasivos será mucho más sencillo.

Pregunta

¿Recibes algún tipo de ingreso pasivo? ¿Cuál recomiendas?

Participa con tus Comentarios: