Seleccionar producto venderPara poder vender por Internet, el primer paso es seleccionar un producto para vender. Suena sencillo, pero es quizá uno de los pasos más críticos e importantes de todo el proceso. Hay muchas cosas que tomar en consideración para seleccionar el producto adecuado. En este artículo hablaré únicamente de productos físicos; los productos digitales son muy distintos. A continuación los factores más importantes.

Factores a considerar al seleccionar un producto para vender:

  • Ideas: Posiblemente ya tengas una idea de lo que te gustaría vender. Puede ser algo que tú mismo o tus conocidos consumen. A lo mejor es algo que puedes conseguir a un muy buen precio (eres fabricante, importador, distribuidor o tienes contactos con alguno de los anteriores). Sin embargo, puede ser que no tengas ni la más mínima idea de qué artículo comercializar. En ese caso, la mejor opción es investigar artículos que otras personas ya están vendiendo. En latinoamérica MercadoLibre es uno de los principales portales para ventas por Internet.  Yo recomiendo visitar la página y revisar las Categorías/Subcategorías que aparecen del lado izquierdo. Ingresa a cada categoría que te interese y conoce los productos que ofrecen. Estoy seguro que encontrarás muchas opciones que puedan interesarte. Toma nota de varias ideas para continuar con los siguientes pasos.
    NOTAS: La página de MercadoLibre puede variar dependiendo tu país. No importa si en tu país no hay MercadoLibre, la idea es únicamente sacar ideas por lo que puedes visitar la de otro país (México, Argentina, Chile, etc…). A continuación unas imágenes como ejemplos:
    seleccionar un producto para venderseleccionar un producto para vender 2
  • Demanda: Hay que realizar una pequeña investigación para determinar si hay gente interesada en adquirir el producto que deseas ofrecer. Ponte en el lugar de tus futuros compradores y realiza un par de búsquedas para ver si otras personas/sitios lo están ofreciendo. Recomiendo buscar en MercadoLibre, DeCompras, Linio, eBay o simplemente en Google. Utiliza términos de búsqueda para encontrar el producto (ej: memoria usb, mouse inalámbrico, pluma espía, aretes de plata, etc…). Revisa las estadísticas de venta: cantidad de productos vendidos, número de personas que los ofrecen, tipos de modelos o variaciones del mismo producto.
    NOTAS: Es una buena indicación que exista competencia, pues significa que hay un mercado interesado en vender/adquirir dichos productos. Ten precaución de los productos con demasiada competencia o muy poca. No te desanimes si no encuentras muchos competidores, pero te recomiendo proceder con cautela. A lo mejor estás incursionando en un nicho que hace falta explotar (ser de los primeros puede ser una ventaja). Pero también pudiera ser que otros ya lo intentaron y no fue lucrativo.
    Demanda producto venderDemanda de un producto para vender
  • Precios en el mercado: Es importante conocer los rangos de precios en el que la competencia ofrece sus productos. También puedes usar MercadoLibre para darte una idea, aunque cualquier otro sitio de Internet puede ser de utilidad. Ten cuidado de no comparar «peras con manzanas». No es lo mismo un reloj Casio a un reloj Rolex. Toma en cuenta los precios en artículos de la misma clase/categoría/modelo/marca.
  • Tamaño: A continuación la respuesta a una de las preguntas más controvertidas: El tamaño SÍ importa. Considera que para vender por Internet vas a requerir tener un cierto inventario de los productos. Mientras más grandes, más espacio vas a necesitar para almacenamiento. Por otra parte, el costo de envío también aumenta de acuerdo al peso y tamaño.
  • Fragilidad: Toma en cuenta que todos los artículos que vendas tendrán que ser empacados y enviados. En ocasiones la mercancía puede dañarse durante el envío, pero los compradores quieren su producto en perfectas condiciones. Evita problemas y en la medida posible abstente de manejar productos sumamente frágiles. Quizá la idea de vender copas de cristal cortado francés no es la mejor.
  • Costo de adquisición: Posiblemente es el factor más importante de todos. Mientras menor sea el costo de adquisición, mayor podrá ser tu utilidad o menor el precio al público. Para poder conseguir buenos precios hay que contactar directamente al fabricante, distribuidor o importador. Normalmente se requiere comprar una cantidad mínima para poder conseguir precio de mayoreo o descuento por volumen. Investiga por mayoristas o distribuidores en tu ciudad, estado o país. Revisa los términos, volúmenes de compra, formas de pago, etc… No siempre se requiere invertir una fortuna. En ocasiones sólo se requiere comprar un par de piezas para obtener buenos descuentos. Algunos proveedores o fabricantes incluso te pueden «prestar» la mercancía a consignación (la pagas hasta que la vendes).
  • Gastos de Envío: El envío es el principal obstáculo para la venta de productos físicos por Internet. Los costos de envío afectan mucho al precio final. Artículos de muy bajo precio casi no justifican los costos de envío. Nuevamente ponte en el lugar del comprador: Imagina que deseas comprar una pulserita de $2 dólares americanos, pero el envío express cuesta $8 dólares ¿La comprarías? Ahora supón que hay un envío económico que cuesta tan sólo $2 dólares, pero tarda hasta 15 días ¿Esperarías? En conclusión, toma en consideración el precio final que va a pagar el comprador (artículo más envío). Si quieres vender productos económicos, considera vender en lotes (10 pulseritas, 4 pares de aretes, etc…) para que el costo del envío se reparta.
  • Ventaja Competitiva: Es la diferencia que te va a distinguir del resto. ¿Qué beneficios puedes ofrecer que tu competencia no? ¿Por qué motivo la gente debe comprar contigo? Puede ser el tiempo de entrega, calidad o exclusividad del producto, servicio al cliente, el precio, etc… En la medida posible sugiero no competir exclusivamente en precio. Demasiado bajo y puedes perder dinero o tendrás que sacrificar calidad. Un precio justo es lo adecuado para todos (para el vendedor, comprador e inclusive la competencia).

Esos son los principales factores que considero fundamentales para la elección de un producto. En lo personal, yo también tomo en cuenta que sea un producto que me guste y utilice. Así me siento más involucrado y comprometido. También me resulta más fácil poder describir y recomendar el artículo a los compradores potenciales. Aunque aclaro que no es obligatorio «enamorarte» del artículo (no te vas a casar). Hay muchos vendedores exitosos que no necesariamente les gusta o utilizan la mercancía que ofrecen.

Espero haya sido de utilidad el artículo y te espero pronto para que conozcas el siguiente paso: Definir el medio de venta (en dónde y cómo vas a vender tu producto por Internet).

Pregunta

¿Alguna vez has vendido algún producto? (no importa si fue por Internet o no)

Participa con tus Comentarios: