Molestias Responder EncuestasHace un par de semanas decidí hacer un experimento para ganar dinero respondiendo encuestas por Internet. Puedes conocer un poco más del experimento visitando el siguiente post: Gana Dinero Respondiendo Encuestas

La idea es hacer la prueba en distintos sitios para ver qué tanto dinero se puede generar contestando preguntas en línea. Este artículo trata sobre las cosas que he encontrado más molestas al responder encuestas en Internet.

 Las 10 cosas más molestas al responder encuestas:

  1. Tener que repetir los datos personales
    Sin importar que hayas llenado tu perfil de manera sincera y completa (ver punto número 2), cada que inicias una encuesta te vuelven a preguntar en promedio 10 preguntas relacionadas a tu perfil (a veces más, a veces menos). Las preguntas suelen ser las mismas (edad, número de focos, baños, coches, etc.). Lo molesto es que dicha información ya la tienes en tu perfil y se vuelve cansado repetirla cada vez.
  2. Elaborar el perfil de datos personales
    Los encuestadores hacen mucho énfasis en que llenes tu perfil de datos personales lo más completo posible. Se supone que al contar con un perfil actualizado recibirás más encuestas que se enfoquen a tus datos. Es necesario dedicarle en promedio 30 minutos para completar la información de perfil. Lo molesto es que parece no servir de nada (ver punto número 3).
  3. Recibir invitaciones a encuestas irrelevantes con tu perfil
    A menudo te invitan a participar en encuestas que no coinciden con tu perfil. Pocos minutos después de iniciar la encuesta te descartan por no cubrir con el perfil (ver punto número 4), a pesar de tener actualizados todos tus datos personales. Si tienes tu información completa, no deberían invitarte a encuestas que no apliquen al mercado que están buscando. No tiene sentido que te inviten a responder una encuesta sobre pañales si en tu perfil dices que no tienes hijos.
  4. Ser eliminado después de iniciar una encuesta
    Recibes una invitación para responder una encuesta en la que te preguntan datos que has llenado una y otra vez (ver puntos número 1 y 2). Un par de minutos después, resulta que no cumples con los requisitos que están buscando y eres eliminado. Evidentemente no recibes puntos ni dinero por perder tu tiempo en algo que desde un principio te pudiste haber ahorrado.  Ejemplo: te eliminan de la encuesta de pañales porque no tienes hijos (después de responder varias preguntas de datos personales).
  5. No conocer la duración de la encuesta
    En la gran mayoría de las encuestas te indican un tiempo aproximado antes de iniciar. Hay algunas que también te muestran el avance mientras contestas. Sin embargo, hay algunas encuestas en donde no sabes el progreso ni el tiempo total que te va a tomar. Si sólo cuentas con un determinado tiempo disponible, es muy arriesgado empezar una encuesta sin saber si vas a poder terminarla (no te pagan por encuestas inconclusas). Hay encuestas que duran 15 minutos y otras que duran hasta una hora.
  6. No conocer la remuneración de la encuesta
    A pesar de que en todas las encuestas viene indicada la “paga”, no es fácil asignarle un valor monetario. Varios sitios ofrecen “puntos” que debes ir acumulando para después intercambiarlos. No todos los sitios permiten cambiar los puntos por dinero; ofreciendo alternativas como: artículos, participaciones a sorteos, tarjetas de regalo, tiempo aire para llamadas a celular, vales de compra/descuento y donaciones caritativas.
  7. Responder preguntas largas y confusas
    Muchas encuestas consisten en responder preguntas de opción múltiple, seleccionando una o varias de las opciones. Casi siempre es fácil de entender y rápido de responder. Pero hay algunas encuestas que incluyen preguntas complejas o tablas comparativas, dentro de las cuales comparan demasiados factores para varios productos. En una ocasión tuve que responder una encuesta en la que ponían una tabla de 20 hoteles con 10 parámetros a calificar para cada uno (200 celdas).
  8. Requerir de mucha tecnología y/o aplicaciones
    Un alto porcentaje de las encuestas se componen exclusivamente de texto. Algunas cuantas contienen imágenes, audio y/o video. Sin embargo, hay algunas que abusan del uso de la tecnología y es necesario cumplir con demasiados requisitos. En algunas te piden instalar “plugins” (una pequeña aplicación) o actualizar alguna versión de tu navegador (o software). Hay otras en donde es indispensable contar con webcam, bocinas y micrófono. Muchas veces es más tardado “prepararte” para la encuesta que el tiempo que te tardas en responderla.
  9. Encontrar la encuesta cerrada/cancelada
    La mayoría de las invitaciones para poder responder encuestas son enviadas a tu correo electrónico. Aproximadamente cada compañía envía de 1 a 2 invitaciones a la semana. Cada encuesta tiene un cupo limitado de participantes, mismo que en algunos casos se cumple a pocos minutos de recibir el correo. En varias ocasiones he intentado responder encuestas un par de horas después de haber recibido el correo, para que me avisen que ya se encuentra “cerrada”.
  10. Responder pocas encuestas
    Es un poco desalentador suscribirse a varios sitios (más de 6), dedicarle horas a llenar todos los perfiles y recibir tan sólo un par de invitaciones a la semana. Lo más molesto es que de esas pocas invitaciones, en muchas no se puede participar debido a que no se cumple con el perfil o ya están cerradas.

Conclusión

Para ganar dinero respondiendo encuestas se requiere tener mucho tiempo y paciencia. Ten en consideración que tendrás que responder a las mismas preguntas básicas sobre tu perfil en cada encuesta que respondas. Lamentablemente son pocas las invitaciones que uno recibe, por lo que no es conveniente ponerse muy selectivo/exigente.

Pregunta

¿Has respondido alguna(s) encuesta(s)? ¿Cuáles es tu opinión al respecto?

Participa con tus Comentarios: